Ancianos y enfermos, las principales víctimas del coronavirus

Las personas mayores o que ya sufren enfermedades como diabetes, asma o hipertensión son las más vulnerables frente a la epidemia del nuevo coronavirus

Por Redacción Digital

Las personas mayores o que ya sufren enfermedades como diabetes, asma o hipertensión son las más vulnerables frente a la epidemia del nuevo coronavirus, que ha provocado además más muertes entre los hombres.

En la mayoría de los casos, provoca síntomas banales y moderados como tos, fiebre y cansancio, pero en los más graves los pacientes pueden tener problemas respiratorios agudos, sufrir graves insuficiencias renales y registrar fallos en varios órganos, lo cual puede provocar su muerte.

Desde su aparición en China en diciembre, esta infección respiratoria contagió a más de 85 mil personas en más de 50 países, de las cuales 2 mil 800 murieron.

La tasa de mortalidad promedio sigue siendo pequeña, entre un 1 y un 3%, un porcentaje superior al de la gripe estacional (0.1%), pero inferior al de precedentes epidemias vinculadas a un coronavirus que fueron mucho más virulentas: 34.5% en el caso del MERS (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) o 9.6% en el caso del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), cuyo virus es en un 80% semejante al nuevo coronavirus.

Algunos segmentos de la población corren más riesgos, según los datos disponibles.

El análisis más completo hasta el momento, publicado el 17 de febrero por las autoridades chinas y posteriormente el 24, por la revista médica estadunidense Jama, muestra también que la tasa de mortalidad aumenta con la edad.

Hasta ahora no ha habido ningún fallecido menor de 10 años.

Hasta los 39 años, la tasa de mortalidad es muy baja, del 0.2% y pasa al 0.4% en las personas de más de 40. Llega al 1.3% en los pacientes de entre 50 y 69 años y es del 8% en los mayores de 70.

Ancianos y personas enfermas, las principales víctimas del coronavirus

En el caso de los infectados de más de 80 años, la tasa sube hasta el 14.8%.

Fuera de China, también hay numerosas personas de edad avanzada entre las víctimas. En Italia, el país más afectado de Europa, al menos seis personas de los 14 primeros fallecidos tenían alrededor de 80 años.

LOS NIÑOS, PRESERVADOS

La ausencia de víctimas entre los más jóvenes deja perplejos a los expertos porque justamente los bebés y los niños suelen ser más vulnerables ante este tipo de enfermedades infecciosas.

Es sorprendente porque cuando miramos todas las demás infecciones respiratorias, bacterianas o víricas, tenemos siempre muchos casos graves entre las personas de edad avanzada y también entre los más jóvenes, sobre todo en los menores de cinco años», subraya Cécile Viboud, epidemióloga en el Instituto nacional de la salud de Estados Unidos.

Hay que ver si no hay una forma de protección incrementada por la reciente epidemia de coronavirus estacional (el que provoca los resfriados)», apunta John M. Nicholls, profesor de patología en la universidad de Hong Kong.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *